• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

Turismo Cultural en Ribadesella

Ribadesella ofrece una extensa variedad de alicientes para satisfacer al usuario del llamado “Turismo Cultural”.

Frente al turismo de sol y playa y la temporalidad, este Concejo Asturiano tiene los instrumentos necesarios para promover una oferta diferente.

Un exclusivo catalogo encabezado por un santuario del Arte Rupestre, la Cueva de Tito Bustillo, consideradas las primeras Cuevas visitables en importancia a nivel mundial.

Características.

El Turista Cultural se identifica por ser un viajero interesado en conocer la identidad del lugar que visita. Un viajero que disfruta aprendiendo los rasgos que definen un territorio y que vive con intensidad el arte, la historia, el paisaje, las tradiciones y la etnografía, la cultura e incluso la gastronomía del sitio al que viaja. Un turista exigente que no se queda en lo superficial y que ahonda en la filosofía de vida local y exprime las bondades culturales. Es por ello que los recursos turísticos de Ribadesella y su entorno, sin duda, se adaptan como una media a las pretensiones de este tipo de visitante.

Además, el denominado Turismo Cultural suele desplazarse al destino elegido para estancias cortas. Haciendo que los alojamientos de Turismo Rural sean los ideales para una estadía de, como máximo, tres o cuatro días de pernoctación.  

La acerelada evolución del Turismo Cultural.

Aunque, indudablemente el turismo en general siempre ha caminado de la mano del interés por el Patrimonio Cultural, bien es cierto que debido a la evolución de la sociedad, la demanda del Turista Cultural se ha incrementado en las dos últimas décadas.

Factores como mayores niveles de formación, la aparición de internet en nuestras vidas, el envejecimiento de la población o las propias apuestas culturales de los destinos, han contribuido de manera notoria al aumento de este tipo de turismo.

La Oferta riosellana ante el Turismo Cultural.

Destacamos los más importantes recursos culturales del Concejo de Ribadesella.

Una oferta exclusiva a la altura de un turismo exigente.

  • Tito Bustillo. Anteriormente nombrada. Un yacimiento con diversas formas de expresión del Arte Paleolítico. Pinturas, grabados o representaciones antropomórficas con más de 30.000 años de antigüedad.
  • El centro histórico de Ribadesella.  Las huellas del pasado reflejadas en sus piedras. Construcciones que transitan por la Baja Edad Media y el Renacentismo.
  • Ribadesella marinera. Imposible olvidarse del vínculo entre la Villa y el Cantábrico. La pesca, la playa, la desembocadura del Sella y la gastronomía local aparecen como señas inequívocas de identidad.
  • Arquitectura Indiana. Las Casonas y Palacetes Indianos que jalonan la Playa de Santa Marina pueden considerarse un museo al aire libre de un arte ecléctico que no deja indiferente.   
  • Románico. Tres muestras del pre-románico asturiano pueden. Iglesia de Xuncu, San Esteban de Lecces y San Salvador de Moru. Ésta última con frescos en su interior.
  • Paisaje Natural.  Un pequeño Paraíso Natural entre el mar y la montaña. Desde el Cantábrico hasta su cota más alta, el Pico Mofrechu de casi 900 metros, el territorio ofrece un variopinto panorama de espacios singulares. Por destacar alguno, la línea de acantilados desde Ribadesella hasta la Playa de Guadamía con formaciones que dejarán al espectador con la boca abierta.
  • Zona Rural. Miles de rincones de aldeas y pueblos que expresan su marcada identidad rural. Hórreos y multitud de muestras de la llamada arquitectura tradicional asturiana.
  • Icnitas. Hasta tres yacimientos de huellas de dinosaurio pueden visitarse en Ribadesella. Un tesoro único y poco conocido. Una actividad que permite además de la observación, el senderismo y el contacto directo con la naturaleza.
  • Paseo guiados gratuitos. Organizados por el Ayuntamiento de Ribadesella. Dinámicos, divertidos y bien estructurados. Muestran todos los aspectos que engloba el Turismo Cultural.