• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

Ruta senderista entre playas. De la Griega a La Isla

De La Isla a La Griega

Ruta senderista entre playas, Concejo de Colunga.

Longitud. 6.500 kms. Recorrido lineal.

Dificultad. Fácil. Tiempo estimado. 2 horas sólo ida.

5.5 kilómetros más de vuelta por Huerres

Ruta entre Playas.

Una ruta fácil con diversos atractivos. Atravesaremos ríos y playas, Caminaremos entre prados y bosque. Avanzaremos sobre acantilados. Descubriremos huellas de dinosaurios. Nos trasladaremos a la época de la Guerra Civil española protegiéndonos en trincheras excavadas en la roca caliza. Y sobre todo disfrutaremos de las vistas sobre el Cantábrico protegidos por la esbelta silueta de la Sierra del Sueve.

Descripción.

La ruta comienza en el aparcamiento de la Playa de la Griega. Cruzando el puente sobre el Río Llibardón,  tomamos el camino en dirección izquierda. Inmediatamente nos topamos con el panel indicativo de la ruta.

Seguimos sin pérdida por el ancho camino que se que asciende sobre el arenal de la playa. Éste avanza dirección sudeste, entre los eucaliptus, bordeando la costa hacia nuestro primer destino. El yacimiento de icnitas del pedral de la Playa de la Griega. En las lajas del pedral encontraremos incrustadas unas chapas que nos indican donde se encuentran las huellas de dinosaurio impresas en la roca. El principal atractivo del yacimiento es que allí se encuentra la mayor huella de saurópodo del mundo. Junto con un las huellas de un rastro de otro saurópodo de menor tamaño, llama la atención los dos contramoldes que dieron forma la mano (forma de media luna) y el pie de, una vez más, un dinosaurio saurópodo.  

Después de esta interesante visita, ascendemos al mirador del yacimiento de icnitas para contemplar desde arriba la gran huella descrita anteriormente. El camino se aleja pausadamente de la costa para adentrarse en el eucaliptal que reposa en el llamado Monte de la Villeda. El sendero en ascenso continuo nos da un reposo para acercarnos en pocos metros hacia la línea costera para, desde un mirador indicado, contemplar las hermosas vistas del acantilado, la playa y al fondo el marinero pueblo pesquero de Lastres. Al otro lado adivinamos ya la costa que se extiende hasta los límites con el Concejo de Ribadesella, en una sucesión de hermosas playas. La Isla, Barrigón, La Espasa, Moracey, La Beciella, Arenal de Morís y Playa de Vega.  

Hacia Huerres.

Después de superar la subida entre eucaliptus, el sendero desciende definitivamente hacia el litoral en una zona de hermosos y escarpados acantilados. Antes de adentrarnos en la zona de praderías, encontraremos un desvío que nos señala el pueblo de Huerres. Nosotros debemos continuar sin desviarnos.

A partir de aquí, el camino está jalonado por una serie de bancos y miradores protegidos que nos invitan a parar a respirar, a sentir la brisa marina en nuestros rostros y a disfrutar con el bello panorama que nos ofrece el mar, la costa y las montañas de El Sueve y El Fitu.

La Isla.

Sin entrar en la localidad de La Isla, debemos continuar por la costa. Bordeando la llamada Punta de la Isla, en unos metros llegaremos la zona de trincheras excavadas durante la Guerra Civil. Unos carteles nos explican y como, cuando y por qué fueron excavadas. También nos detallan que sucedió en aquellos difíciles años y como era la vida en las trincheras.

La Playa de La Isla.

En pocos metros alcanzamos nuestro destino, La Playa de La Isla. De arenas doradas, la playa toma su nombre del islote de El Peñón. Islote que con marea baja se une al arenal mediante un tómbolo.

Es recomendable antes de emprender el regreso callejear entre los rincones de La Isla. Para contemplar interesantes ejemplares de hórreos asturianos y de singulares casonas asturianas. 

Regreso.

Para volver tenemos dos opciones. Bien, volver sobre nuestros pasos por el camino de la costa. O bien dirigirnos al vecino pueblo de Huerres desde el Albergue de Peregrinos de La Isla.

Siguiendo ahora, hacia el oeste y a través, primero de un camino asfaltado y después de una pista agrícola entre praos llegaremos al pueblo de Huerres. Sendero de pequeño recorrido AS-134.

Una vez en Huerres, podemos desviarnos a la derecha para entroncar con nuestro camino de ida o dirigirnos por carretera hacia la localidad vecina de San Juan de Duz. Desde aquí dirección norte ý por el barrio colungués de La Ordoña, alcanzaremos nuestro punto de partida en poco más de un kilómetro. Acompañados en este último tramo por las aguas del Río Llibardón.