• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

Ruta del Agua en Ribadesella

Rutas del Agua en Ribadesella

UNA MANERA DIFERENTE DE DESCUBRIR RIBADESELLA

“Aun la cascada más pequeña resuena, fresca es su agua.”. Kobayashi Issa

El Ayuntamiento de Ribadesella puso en marcha la denominada  ‘Ruta del Agua‘, un itinerario turístico que recorre las principales fuentes y lavaderos distribuidos por el concejo.

Las fuentes y algunos lavaderos muestran carteles que explican detalles del elemento en cuestión. Datos sobre su fecha de construcción, composición y estructura, leyendas del imaginario astur u otras cuestiones son definidas en estos paneles. Incluso alguna de ellas exhiben fotos antiguas en blanco y negro del paradero en cuestión.

De momento se han restaurado o rehabilitado lavaderos, abrevaderos y fuentes para confeccionar dos Rutas por Ribadesella. Ambas se localizan en la parte occidental del Concejo  sus recorridos discurren en un 90% por carretera.

Ruta del Agua en Ribadesella II

Como ya hicimos en nuestro anterior artículo, con La Ruta del Agua en Ribadesella I, (http://www.turismoribadesella.com/ruta-del-agua-1/), a continuación describimos la segunda ruta.

Con un total de 21.5 kilómetros comienza y termina al final del Puente de Ribadesella. Principio de la carretera local RS-2. Junto al hórreo allí situado encontraremos el cartel informativo de esta Ruta del Agua en Ribadesella. Una ruta circular que recorre los núcleos de Sebreñu, Pandu, Sardalla, Xuncu, Tezangos y Ardines.

La ruta se puede recorrer andando. Siendo recomendable, debido a su extensa longitud, y a que en su mayor parte (como anteriormente citamos) se realiza por carretera,  combinar la marcha a pie con el trayecto en coche.

El itinerario no está señalizado. Para hacernos una idea del recorrido tendremos que visualizar el mapa descriptivo de la ruta. Sí se encuentran señalizados “in situ”, como anteriormente hemos dicho, casi todas las fuentes, bebederos o lavaderos que pertenecen al recorrido.

Etnografía, costumbrismo y cultura en la Ruta del Agua en Ribadesella.

Estos elementos etnográficos y arquitectónicos son una excusa perfecta para conocer las aldeas, parajes y rincones más especiales de Ribadesella. Algunas se sitúan en espacios especialmente bellos. Bien por el propio entorno, bien porque la propia fuente transforma el lugar en un sitio singular, casi mágico.

Así, durante el recorrido pasaremos por puentes ancestrales, encontraremos iglesias recoletas, caminaremos por senderos hoy apenas transitados y otrora caminos fundamentales y descubriremos alguna de las aldeas más bellas del Concejo.

Vestigios de un reciente pasado, nos hablan a través de la caliza que conforma su mampostería. El sonido del agua que fluye a través de sus canales nos susurra leyendas, el sonido del caer murmura alguna fábula. Y el estruendo de sus chorros transporta chismorreos del pasado.

Hay que tener bien cuenta que estos lugares fueron principales en antaño. Cuando las casas no disponían de agua, en torno a estos hontanares, las gentes se reunían, hablaban, se hermanaban e incluso conspiraban. Y seguro fueron también puntos de encuentro de amores escondidos.

Si no descubrís alguno de estos manantiales, prestad atención y agudizad el oído para escuchar el fluir del agua hasta encontrarlos. Dejaros llevar por la corriente, probad el agua de todas las fuentes y sentid la historia que transmiten.

Descripción de fuentes, lavaderos y bebederos.

Fuente de Sebreñu.

Situada en Sebreñu, conocido por su Palacio Renacentista de Sierramayor. La encontramos por debajo de la carretera AS-341 dirección El Carmen a la altura del Hotel Villadesella. Aunque para llegar a ella hay que dar un pequeño rodeo por Sebreñu.

La fuente data de finales del siglo XIX. Su hechura recuerda a antiguas fuentes prerrománicas, presenta una bella estampa. Se encuentra adosada al terreno y enmarcada por un muro de piedra que la protege impide desprendimientos. Asentada a derecha e izquierda en una pared de piedra de sillarejo, que cubre casi todo su frontal. Disponía, originalmente, de unas piedras laterales colocadas a modo de asiento. Servían para esperar turno para recoger agua. Alrededor del suelo empedrado que circunda la fuente, encontramos un pequeño canal que servía como rebosadero.

Fuente Rubia.

Siguiendo la AS-341, atravesamos el núcleo de El Carmen. Nada más tomar el desvío hacia Pando en una curva encontramos el cartel de esta sobria fuente-abrevadero.

Fuente ancestral. Construida a principios  del siglo XX en el estilo tradicional de la zona, bajo el auspicio de Manuel Coro. Consta de una escalera de piedra de cantería. Muros de contención de piedra labrada y un abrevadero en piedra pulida. El conjunto rústico al 100% es en sí una maravilla, pero a ello se añade el curioso rincón donde se aposenta. Un rincón que rebosa frescor y hermosura.

Fuente de Sardalla.

Regresamos por la As-341 y una vez rebasado El Carmen giramos en el primer desvío a nuestra derecha. Tomando la carretera local nos dirigimos hacia Sardalla. Entre San Miguel de Ucio y la citada localidad, situada a pie de la misma carretera, nos topamos con nuestro siguiente enclave.

Lo primero que nos llama la atención es  su gran piedra labrada. Base del caño de la fuente. A su izquierda aparece un abrevadero de piedra pulida. Se dice que este hontanar fue lugar de encuentro de enamorados. Una noche se le apareció a una doncella el demonio en forma de apuesto rapaz. Dejándose cegar por el encanto, éste usando malas artes y hechizos, convenciola de que su amado no la convenía. La muchacha abandonó a su enamorado y se citó con su nuevo amor. Su verdadero enamorado murió de pena, el demonio nunca más apareció y ella enloqueció. Pasándose el resto de su vida penando en la fuente.

Fuente manantial de Xuncu alto.

Desde Sardalla nos dirigimos a Xuncu. Reconocido por su Iglesia Románica. Una vez atravesada la localidad nos dirigimos hacia Tezangos. Después de recorrer un par de kilómetros a nuestra derecha veremos el cartel informativo.

Probablemente sea esta fuente la más hermosa del recorrido. Bajo un majestuoso roble se abre un espacio bucólico donde reposa el manantial.

Incrustada en el terreno se encuentra enmarcada en un sillar de piedra. A su derecha hay un banco corrido triangular de piedra de sillarejo que sirve de banco de espera o para reposar los cántaros. Su cuerpo central es una construcción de grandes “llosas”  de piedra pulida  a modo de casetón. Lo que le confiere un aspecto tosco con reminiscencias prerrománicas. La techumbre a dos aguas está flanqueada por un muro de sillarejo que cubre casi todo el perímetro de la fuente.

Un espacio adyacente está constituido por un abrevadero / lavadero de forma circular. Está escavado en el suelo y realizado en sillar de piedra pulida, alimentado por el aliviadero de la propia fuente.

Fuente abrevadero la Canal en Tezangos.

Junto a la carretera después de cruzar Tezangos hacia Nocéu. Rodeado de robles y castaños. Fue construida a mediados del siglo XX. Compuesta por dos cuerpos diferenciados: el primero dispone de dos grandes paredes de sillar, el segundo consiste en un abrevadero de piedra pulida que servía también como lavadero. Originariamente contaba con una original techumbre que le confería un atractivo especial.

En Tezangos termina realmente el recorrido de La Ruta del Agua en Ribadesella. Desde esta localidad volveremos, atravesando Sardalla, hasta el lugar de comienzo de la ruta.

Pozo de Ardines

A modo de curiosidad. Aunque no aparece dentro de la ruta, en Ardines podemos observar un pozo de agua. Hoy se encuentra recubierto y protegido por un muro de mampostería. Se encuentra en el núcleo de Ardines, en el cruce de la RS-2 dirección Ribadesella con la carretera que nos conduciría al área recreativa de la Moría.

Imágenes Ruta del Agua en Ribadesella.