• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

Románico de Ribadesella

Iglesia San Salvador de Moru

Incluida dentro del “Románico de Ribadesella”.

Noceu, Moru. Ribadesella. Coordenadas, 43.44445, -5.1027.

Reseña arquitectónica. Dato de la Consejería de Cultura del Principado de Asturias. “Cabecera siglo XIV, pinturas siglo XVI, capilla siglo XVIII, espadaña y nave siglo XIX.

Acceso. Desde Ribadesella por carretera local RS-2 hasta desvío a Noceu. Seguir RS-3. Una vez en Noceu tomar la local que comunica con Sotu y Sardéu.

Visitas guiadas. Información Oficina de Turismo de Ribadesella. Tfno. 985.860.038

Entorno.

Para empezar es necesario apuntar un detalle sobre su enclave. Pues la Iglesia de San Salvador de Moru, se levanta, ermitaña, sobre una colina en un entorno incólume. Las vistas que se logran sobre el Cantábrico, las sierras que circundan el Concejo de Ribadesella y las extensas praderías riosellanas, justifican por sí mismas su visita.

Antaño de suma importancia, no en vano fue el centro neurálgico político, social y religioso de la zona occidental de Ribadesella, hoy recupera poco a poco su esplendor gracias al esfuerzo y dedicación de los vecinos de la zona, agrupados en torno a la Asociación Cultural Iglesia de Moru.

Arquitectura.

Fiel al estilo Románico de Ribadesella, es de estilo rústico y tosco,. Aunque su construcción comenzó en el siglo XII los elementos más antiguos que conserva son del siglo XIII, (Imafronte o fachada principal y la nave principal). De planta única y nave rectangular con cabecera plana o simple. Ésta de proporciones destacables se cubre con bóveda de cañón y entronca con la nave principal a través de un arco triunfal apuntado que descansa sobre capiteles de imposta.

En el exterior conserva algún canecillo de diseño sencillo. Otros se conservan en el Museo Arqueológico de Asturias, junto con algún que otro elemento arquitectónico, (impostas del siglo XII, que representan dos cabezas humanas).

A los largo del tiempo, la Iglesia de San Salvador de Moru ha sufrido diversas ampliaciones (periodos gótico y barroco), reformas y modificaciones.

Incluso, en el transcurso de la noche entre el 25 y 26 de julio de 1936, fue saqueada e incendiada. Perdiendo toda su cubierta, y posteriormente convertida en establo hasta quedar abandonada y desprotegida. Hasta su reciente reforma y recuperación de sus frescos la entrada estuvo tapiada.

Pinturas Murales.

Curiosamente, fueron las llamas del incendio provocado durante la Guerra Civil, las que sacaron a la luz las pinturas murales del siglo XVI al favorecer el desprendimiento del encalado de la bóveda.

Gracias al alto valor histórico-artístico de estos frescos (entre los más importantes de Asturias) la Iglesia se inventarió dentro del Patrimonio Cultual de Asturias. La colaboración entre la Consejería de Educación y la Asociación Vecinal ha hecho posible las distintas reformas que se vienen sucediendo desde el año 2003.

Reformas.

La primera actuación fue en 2003, en la que con fondos regionales conseguidos por la tenaz Asociación, se consolidase el ábside. El cual se encontraba vencido hacia uno de sus lados.

Continuando, en 2010 se llevó a cabo la reparación de los muros del ábside, protegiendo así la conservación de las pinturas murales. En 2014 se concluyó la consolidación de las paredes y en mayo de este mismo año se dio por terminada la reforma integral del tejado. Ya en 2015 se restauraron los muros de la nave románica. Y a finales de este mismo año, terminaron las obras de restitución del suelo, cubriéndolo con losas de caliza, renovando su relleno.

Así año tras año se han ido acometiendo obras de distinto calado, según los fondos recaudados. El último gran proyecto es la recuperación de las mencionadas pinturas murales que decoran el Altar Mayor.

Pinturas.

Organizadas en tres tramos.

  • Tramo inferior. Zócalo de damero en losange.
  • Segundo tramo. Sobre los muros de arranque. Temática del ciclo de la Pasión. Muro de la izquierda, se representa la Santa Cena. Muro derecho, la Oración del Monte de los Olivos.
  • Último tramo. Abovedado. Donde destaca un Pantócrator.

Y ya en el testero. Se descubren un grupo de Ángeles y un Demonio.

Concluyendo, diremos que la visita a Noceu, Moru, la Iglesia y su entorno, es una magnífica excusa para descubrir la parte occidental de Ribadesella, una de las menos exploradas del Concejo.