• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

Ribadesella, Turismo de otoño

Turismo de otoño en Ribadesella.

Ribadesella puede ser, en otoño, el mejor destino para una escapada o una corta estancia. Alojarse en uno de los establecimientos de Turismo rural en Ribadesella, ofrece la posibilidad de un contacto directo con el entorno.

Una oportunidad para conocer desde dentro las costumbres, la indiosincrasia y el carácter del pueblo riosellano.

Qué hacer.

Sobre todo disfrutar con los variados colores otoñales que ofrece el paisaje. Y después, Ribadesella ofrece un escogidas posibilidades para disfrutar de una estancia diferente en esta época tan especial del año.

Paseo por la naturaleza.

El Concejo de Ribadesella y sus variados ecosistemas pueden ser recorridos en cualquier mes del año realizando una de las diferentes rutas de senderismo descritas en nuestro post, http://www.turismoribadesella.com/category/senderismo-en-ribadesella/.

Pero sin duda el  recorrido ideal en otoño, es la “Ruta de los Molinos”. Un paseo junto a la ribera del Arroyo del Ginestral, donde se puede disfrutar visitando los restos de los denominado Molinos de Rodezno. Además de tomar un “baño” de puro bosque de ribera asturiano, escuchando sólo el ruido de las aguas deslizándose entre las rocas. http://www.turismoribadesella.com/ruta-los-molinos-ribadesella/

Jornada Gastronómica.

Cualquier escapada en otoño que se precie debe ir acompañada con el disfrute de una buena comida degustando alguno de los guisos que definen la gastronomía asturiana.

Ribadesella cuenta con un sinfín de restaurantes y sidrerías que ofrecen una variada carta donde probar platos de temporada. Un buen pote o una buena fabada son recomendables en esta época junto con algún plato de caza. Carnes estofados que pueden ir acompañadas del producto estrella del otoño en Ribadesella y su entorno, los frutos secos. Castañas, nueces y avellanas recién recogidas se encuentran en cualquier tienda y los puestos de los mercados semanales de todo Asturias.

El atardecer desde Vega.

Disfrutar de la puesta de sol en la Playa de Vega es un privilegio difícilmente inolvidable. Sentarse en la arena a contemplar el coro rojizo del ocaso, mientras se escucha el sonido de las olas, proporciona una sensación de bienestar única.

La Playa de Vega es una playa virgen de 1.600 metros de longitud. Playa de arena fina y color tostado de una belleza infinita. Está considerada Monumento Natural. En su sistema dunar conserva una planta autóctona y única en Asturias, conocida como “mosquita dorada”.  http://www.turismoribadesella.com/playas-de-ribadesella/

Bufones y acantilados de Castru Arenes y Pría.

Solamente caminar junto a los escarpados acantilados de Cuerres ya justifica una escapada a Ribadesella en todas las estaciones del año. Pero en otoño además, provocado por el viento otoñal y la fuerza de la mar de fondo, el espectáculo de los Bufones cobrar una especial relevancia.

Los Bufones son agujeros naturales que conectan la superficie caliza con el mar. Con cada golpe de marea, aire y agua son expulsados por los orificios. Dependiendo de la fuerza y de la mar de fondo, esta reacción genera un espectáculo incomparable. El agua al ser exhalada por cada agujero sube a cierta altura en forma de chorro acompañada por un ruido ensordecer que estremece y provoca  una intensa sensación de admiración y respeto por la fuerza de la naturaleza. http://www.turismoribadesella.com/acantilados-castru-arenes/