• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

Mercado Semanal de Ribadesella

Mercado de Ribadesella

Mercado semanal de Ribadesella.

Cada miércoles el mercado de Ribadesella abre sus puertas al público.

Mercados efímeros a pie de calle. Abren siempre. Las cuatro estaciones, con frío o al calor, con sol o con orbayu.

Los paisanos y paisanas acuden de sus aldeas a la Villa a comprar, “bajan a la plaza” dicho de una manera más popular. No sólo acuden a comprar también a charlar, a encontrarse con amigos o familiares, a tomar un café o sidra, a cambiar de aires, en definitiva a vivir. Antaño y aún hoy algunos de ellos bajan a ofrecer los frutos de su huerta.

Por otro lado los mercaderes no fallan a la cita. Recorren las Villas del Oriente con la mercancía a su espalda, ofreciendo sus productos con la esperanza de una buena venta.

Dependiendo de la época son castañas o higos, son nueces o manzanas, son camisetas o chamarras. Siempre hay queso y pan. 

Una vuelta por la Villa para encontrar:

  • Productos caseros o envasados.
  • Negritos, verdinas y fabes.
  • Miel, todos los quesos de Asturias, sidra de casa y sidra dulce cuando toca, “castañes”, nueces o avellanes.
  • Frutos secos y frutas frescas.
  • Embutidos de ciervo, cerdo o  jabalí. Choscos de Tineo, lacón, boronas y compango.
  • Útiles necesarios, cosas inútiles. Ropa de moda o no tanto. Zapatos, zapatillas y madreñas.
  • Todo se vende. También flores, plantas y hierbas o remedios.
  • Panes de escanda, de trigo o de cebada. Bizcochos muy caseros. Dulces de la zona.
  • Repollo, berzas, patatas, ajos y cebollas recién sacados de la huerta. Naturales, sin química.
  • Huevos de los “de verdad”.
  • Aldabas, cerraduras, campanas y cencerros oxidados.
  • Cuadros velados, fotografías antiguas, esculturas imposibles e impensables.
  • Juguetes antiguos y modernos.
  • Muebles, aperos de labranza, y otras herramientas variopintas.

Tradiciones y costumbres populares que se remontan a tiempos inmemoriales, que dotan de carácter a nuestra tierra.