• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

La Playa de Ribadesella en primavera

Una razón de peso para visitar Ribadesella.

Ribadesella es especial en cualquier época del año, particularmente en primavera. Y sí sus atractivos y recursos merecen ser visitados en cualquiera de los meses del año, en la primavera riosellana hay uno que brilla de manera especial, su hermosa playa de Santa Marina.

La luz que refractan las aguas del Cantábrico confieren al paisaje del arenal una belleza única. Transitar por el Paseo de la Playa de Santa Marina, invita a la desconexión. Pasear descalzo por sus arenas húmedas es la mejor medicina anti estrés y respirar su brisa un remedio natural que proporciona una respiración sana y compensada.       


Una playa despejada.

Quizás la principal ventaja de visitar Ribadesella y su playa en primavera sea el poco gentío que la frecuenta. Una playa de casi kilómetro y medio para nosotros. Bañarse disfrutando del vaivén de las horas sin estar acompañados por vecinos o caminar solos o acompañados de nuestra mejor compañía es una placer inolvidable.

La Playa con niños.

Correr, saltar, jugar con la arena o las olas, construir castillos de arena o recoger conchas sin preocupación, todo es posible en Santa Marina. Un paraíso para los más pequeños. Un parque de atracciones natural para disfrutar del mar y su entorno.


Una Playa con perros.

Cada vez más personas viajan con sus mascotas. Durante el estío está prohibido que nuestros perros visiten la playa. En primavera y el resto del año, los canes pueden correr, jugar o bañarse sin que nadie se lo impida.

Bañarse en la Playa en primavera.

Son innumerables los beneficios que aporta un baño de agua fría a nuestro organismo. Fortalecen nuestro sistema de inmunidad, mejoran nuestra circulación y contribuyen a mantener nuestra piel más hidratada y saludable. Además de que un paseo descalzo por la arena, contribuye a la exfoliación natural de la piel de los pies.

El entorno en primavera.

La luz tan especial que la primavera imprime al paisaje y al entorno de la Playa de Santa Marina en Ribadesella, contribuye a resaltar la belleza de la playa en sí. Una belleza enmarcada entre las siluetas de los montes Somos y Corbero y la desembocadura del Sella y resaltada por la línea de Palacios de Indianos que protegen la cara sur de la playa y que conforman un verdadero museo arquitectónico al aire libre.

Con «orbayu».

Sí, la playa con orbayu, como llamamos en Asturias a la lluvia fina y constante, es un gustazo. El escenario se convierte en una estampa bucólica que querrás volver a sentir.

ARITUR. Alojamientos rurales en Ribadesella.

Y ya sabes si  visitas Ribadesella y su playa en primavera, tienes una amplia oferta de alojamientos donde residir durante tu estancia. Pequeños Hoteles Rurales, apartamentos, casas rurales, todos son pequeños establecimientos con encanto donde encontrarás calidad y un trato diferenciado. Entra en nuestra WEB y escoge el que prefieras.

http://www.turismoribadesella.com/