• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

Ruta Senderista Faro Ribadesella – Playa de Vega

Inicio Ruta Faro Ribadesella - Vega

Ruta Senderista Faro Ribadesella – Playa de Vega

Ruta Faro a Vega, Senderismo Ribadesella

Ruta Faro a Vega, Senderismo Ribadesella

Coordenadas GPS

  • Faro de Ribadesella. N 43º 28. 348’, W 5º 04. 943’
  • Cruce camino desde Abeu con Camino de Santiago. 43º 28. 469’, W 5º 07. 550’

Longitud, ida y vuelta. 11 kms, Duración. 3 horas, Desnivel máximo. 150 metros, Dificultad. Baja

APTA PARA BICICLETA DE MONTAÑA

DESCRIPCIÓN.

Ruta Senderista Faro Ribadesella – Playa de Vega

El acceso en coche hasta el faro se realiza desde el parking del final de la Playa de Santa Marina. Desde allí parte la estrecha y sinuosa carretera que asciende hasta el Faro de Ribadesella. En sus proximidades debemos estacionar nuestro coche, pues desde aquí iniciaremos la caminata.

El Faro de Ribadesella se encuentra emplazado en la llamada Punta del monte Somos a una altura de 107 metros sobre el nivel del mar.

Iniciamos la andadura por el sendero que parte pegado al muro de mampostería que rodea el faro. En apenas 250 metros llegamos a la carretera que girando a la derecha conducirá hasta Tereñes. Una vez llegados a Tereñes, continuaremos por la carretera asfaltada que entronca con Abeu. El kilómetro y medio que nos separa de esta localidad lo realizamos por la rasa costera a una altitud aproximada de unos 90 metros sobre el nivel del mar, en una zona conocida como La Iyera, con el Pedral de Tereñes y el Peñón del Forno, destacando en la línea de la costa. En días claros desde esta posición también podremos apreciar hacia el Sur las cumbres de los Picos de Europa y un poco más al Oeste, las estribaciones de la Sierras del Situ y perfectamente identificable la Sierra del Sueve con el Pico Pienzu destacando como cumbre más alta.

Abéu, Ribadesella.

Una vez entrados en Abéu y  pasadas las primeras casas, aparece a  nuestra derecha una pista de grava blanca señalizada con una flecha amarilla pintada en la piedra y reconocible por los postes de la conducción del gas natural. Tomamos este camino que después de rebasar una casería, desciende entre eucaliptos.

A medida que avanzamos podremos oír nitidamente el rugido que provoca el mar al desvanecerse en la Playa de Vega, la cual se nos vuelve facilmente divisable  desde nuestra posición. En pocos metros llegamos al cruce de nuestra pista con el Camino de Santiago. Avanzamos a nuestra derecha por el camino empedrado con cantos rodados para acceder al pueblo de Vega por su parte más alta y a la par más atractiva. El trecho de camino que discurre hasta morir en la carretera que conduce a la playa de Vega, es ciertamente interesante.

Al pasear por su calella es fácil transportarse a otras épocas. Comprobaréis que sus muros de mampostería, las casas de piedra que la flanquean, los hórreos, arcos y portalones se encargarán de ello sin problema. Una vez bajado el pueblo podemos optar por continuar unos metros más hasta la playa.

Vuelta al Faro de Ribadesella.

Volvemos después sobre nuestros pasos hasta el cruce con el camino que nos haría regresar al pueblo de Abeu. Pero el regreso lo hacemos continuando por el Camino de Santiago. Una vez dejado atrás el cruce de nuestra anterior ruta, unos metros más adelante encontramos una nueva encrucijada, deberemos desviarnos hacia nuestra izquierda por la ruta marcada como PR-AS 247, que continúa siendo Camino de Santiago. Es este un camino cómodo para caminar con una ligera pendiente en su tramo final.

Al llegar al cruce final, debemos elegir la izquierda abandonando ahora sí, el Camín de Santiago.

Cruzaremos el pueblo de Abeu sin abandonar la calle central que lo cruza. En esta calle nos detendremos en la fuente rehabilitada que viene indicada. Es este un claro ejemplo de arquitectura civil de la época Indiana.

Continuamos hasta que sobrepasado un lavadero de hormigón sito en la margen izquierda de la calle.  Justo enfrente veréis un estrecho sendero entre muros que en unos metros desemboca en la carretera que nos conduce de vuelta, primero a Tereñes y después al faro donde comenzó nuestro paseo.