• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

Áreas recreativas de Ribadesella

La inclusión en este blog de las Áreas recreativas de Ribadesella se debe, sin duda alguna, a los emplazamientos donde se hallan situadas. Todas ellos son lugares singulares debido al encanto que les otorga ser escenarios naturales y en algunos casos inmejorables miradores de  los principales atractivos del Concejo. No se puede considerar esta como una ruta al uso, más bien sería una breve descripción del lugar donde se encuentran.

En todos los casos el acceso se puede realizar en coche y pueden ser visitadas sin un orden especial.

Os recomendamos acercaros a ellas, todas son un compendio de las maravillas del Concejo de Ribadesella.

Visitarlas, es encontrarse con ríos, montañas, mar y bosque. ¡Se puede pedir más en tan poco espacio!

ÁREA DE LA MORÍA EN EL MACIZO DE ARDINES

( Coordenadas GPS. N 43º 27. 772’, W 5º 04. 420’ )

Una vez cruzado el Puente del Sella continuar por la N-632 dirección Gijón. Después tomar el primer desvío a la izquierda, crta. AS-341 dirección El Carmen. Una vez en la carretera local, debemos desviarnos (350 metros) por la primera carretera que asciende a nuestra izquierda donde después de una fuerte subida en zig-zag nos toparemos con la zona de descanso. En temporada alta mantiene un bar-cafetería dotada de aseos. Dispone de bancos, barbacoas y fuentes. Además es fácil encontrar leña y sombras en verano pues se encuentra situada en un pequeño pinar. Desde ella se pueden contemplar unas excelentes vistas de Ribadesella,  la Playa de Santa Marina, la ermita de Guía. y la desembocadura del Sella.

ÁREA (DIDÁCTICA) DE LA ROZADA EN COLLERA

( Coordenadas GPS. N 43º 26. 658’, W 5º 02. 748’ )

Saliendo de Ribadesella por la N-634 antes de llegar a la rotonda de Llovio nos encontraremos con un almacén de materiales de construcción (2,5 kms. desde el final del Puente de Ribadesella). Justo al terminar el almacén a mano izquierda parte una estrecha carretera que conduce hasta el pueblo de Collera. Nosotros debemos desviarnos hacia la derecha, nada más atravesar la vía del FEVE por un estrecho túnel. Además de ser una estupenda atalaya desde donde contemplar los meandros del Sella antes de morir en Ribadesella,  la peculiaridad de esta área es ser una especie de aula de la naturaleza,  porque en diferentes parcelas de la misma encontraremos, diferenciadas, diversas especies arbóreas de la zona, como son el fresno, el roble albar, el chopo, el aliso, el castaño o el tilo.

ÁREA DE EL INFIERNO EN LOS ACANTILADOS DEL INFIERNO

( Coordenadas GPS. N 43º 27. 594’, W 5º 01. 774’ )

Casi  enfrente de la gasolinera de Ribadesella, tomar la AS-263 dirección Llanes. Entre el campo de fútbol de Oreyana y el desvío a la localidad de Collera, a nuestra izquierda sale una pequeña carretera que nos conduce hasta el área que nos ocupa una vez hayamos dejado a nuestra derecha el Camino (de tierra) de Santiago.  Situada en los acantilados del mismo nombre, con el mar a nuestros pies y la sierra de Santianes cerrando al Sur nuestra vista.  Unos metros más hacia el Oeste, cerca de la playa de Arra se abre una brecha en el acantilado que nos permite observar con toda facilidad lo que es un vestigio de la fractura que supuso la separación de la plataforma continental. Junto a la línea del acantilado podemos pasear por un estrecho sendero que en algunas épocas del año nos permite acercarnos hasta la punta de “Palu Verde”.

ÁREA DE GUADAMÍA

( Coordenadas GPS. N 43º 27. 531’, W 4º 58. 968’ )

Difícil de encontrar. Por la AS-263 después de pasar Toriellu, tomar el primer desvío al pueblo de Cuerres. Antes de entrar en el núcleo central de esta localidad encontramos un puente que cruza la línea férrea. Una vez aquí seguir las diversas señales indicadoras que nos conducen hasta el área.

Quizás sea la más atractiva del Concejo. Escenario natural del rodaje de la serie “La Señora”, magnífico mirador de los Bufones de Pría y de la desembocadura y la playa de Guadamía. Al igual que su vecina del infierno, disfruta de unas magníficas vistas del Cantábrico a un lado y la montaña al otro. Dotada de numerosos bancos, parrillas y una fuente. En la rasa en la que se encuentra situada tenemos los restos de un antiguo “calero”, antiguos hornos de donde se extraía la cal. También en días de galerna podremos oír los bramidos estentóreos de algún “bufón”.

Desde aquí parte un sendero paralelo a la costa y al acantilado que nos conduce desde los acantilados de Castru Arenes hasta los vecinos de Tomasón. El paseo, de una hora (ida y vuelta) es verdaderamente recomendable. En él encontraremos, junto a los escarpados acantilados,  diversas formaciones rocosas que van desde arcos o puentes naturales a columnas o lagos interiores. Una inigualable oportunidad de recrear, activar o despertar nuestros atrofiados sentidos.

ÁREA (DEPORTIVA) DEL PRAU DE SAN JUAN

( Coordenadas GPS. N 43º 46. 256’, W 5º 07. 499’ )

Junto al polideportivo municipal de la Villa. En una pequeña península frente al puente del Sella. Amplia panorámica de la villa y la ría de Ribadesella. Además de ser un lugar de esparcimiento, los riosellanos la usan como un complemento a las cercanas instalaciones deportivas. En la noche de San Juan acoge, anualmente, la fiesta y su popular y característica quema de la hoguera.

ÁREA DE MORU

( Coordenadas GPS. N 43º 26. 377’, W 5º 05. 445’ )

En la parte occidental del Concejo. El itinerario a seguir partiendo desde la Cueva de Tito Bustillo sería. La Piconera, Tezangos, Noceu y desde aquí tomar el desvío hacia el minúsculo Tresmonte. A la altura de las antenas repetidoras, en un rebaje de la carretera local se encuentra esta pequeña área.  Actualmente en rehabilitación.

Espléndidas vistas de la Villa y la desembocadura del Sella. Si ascendemos 50 metros por el sendero que conduce hacia las citadas antenas, podremos contemplar hacia el Sur, el macizo del Cornión, parte occidental de los Picos de Europa.

Otro atractivo de la visita al área de Moru es visitar el pequeño pueblo de Tresmonte y descender por la sinuosa carretera que lo atraviesa hasta Arriondas. Poca gente conoce esta posibilidad, pero consideramos que es una de las rutas en coche más interesantes de toda la zona Oriental. Como curiosidad decir que en Tezangos nació uno de los hijos ilustres de Ribadesella, Manuel Fernández Juncos. Evidentemente debieron ser otros tiempos más relevantes, pues en la actualidad, pocos son los habitantes de esta recóndita aldea.

Área recreativa acantilados del Infiernu, Ribadesella