• General Search
  • Empresas
  • Ofertas
  • Blogs

5 rincones imprescindibles de Ribadesella

5 rincones imprescindibles de Ribadesella.

Si vienes a Ribadesella no deberías perderte ni una sola de nuestras propuestas. Cada uno de ellos con su propia identidad. Con un elemento identificativo que le hace destacar de entre los muchos atractivos turísticos del Concejo de Ribadesella. Bien por su belleza, su historia, su arte o su paisaje, o por la combinación de todos.

No dudes que te dejarán con la boca abierta.

Cueva de Tito Bustillo

En el número 1.

El mayor atractivo de Ribadesella y su Concejo y uno de los principales recursos turísticos del Principado de Asturias.

Se trata de un Santuario del Arte Paleolítico en Europa. Patrimonio de la Humanidad desde 2008.  Una red de cavernas conectadas entre sí y pertenecientes a una misma formación caliza. Nacida por la actividad erosiva del Río San Miguel, afluente del Sella. A través del Pozu’l Ramu, en 1968 un grupo de espeleólogos, se encontró con un extraordinario conjunto de figuras pintadas y grabadas sobre las paredes de la cueva.

El nombre le viene dado por uno de estos jóvenes espeleólogos, Celestino Tito Bustillo. En su sector occidental, es donde se conservan las mejores y más espectaculares muestras artísticas de Tito Bustillo. La Llamada Galería de los Caballos.  El sector oriental se distribuye en 7 áreas. 4 de ellas se recogen en el Santuario A, en el cual destacan signos pintados en rojo, figuras en forma de clavo y sobre todo en el conocido como el Camarín de las Vulvas, vulvas o figuras alusivas a órganos sexuales femeninos. A este sector oriental se accedía, en la época primitiva, desde una gran boca próxima a la orilla del Sella, conocida actualmente como La Cuevona (también visitable).

Situación. En la Villa de Ribadesella. Carretera dirección La Piconera, Sardalla, Cuevas.

Playa de Vega

Playa situada en la parte occidental del Concejo. Reservada a los amantes de la naturaleza y de las Playas diferentes. Un vergel de la naturaleza, puramente representativa del “Paraíso Natural”. 1.600 metros de extensión definidos por arenas blancas.

Incluida, junto con las Hoces de Entrepeñas, como “Espacio Natural Protegido”, se trata de un sistema dunar de infinita belleza. Con el atractivo añadido de poder degustar en alguno de sus restaurantes de las delicias del Cantábrico, con el mejor telón de fondo.

Para disfrutar de un mar diferente en un entorno diferente o simplemente pasear por la orilla del Mar Cantábrico y deleitarse con el perfil de la Costa con Lastres al fondo.

Otra de sus peculiaridades es la presencia de “icnitas”, huellas de dinosaurios en el extremo oriental de la Playa de Vega.

Acceso. Desde la N-632. Aproximadamente a 8 kilómetros de Ribadesella encontramos el desvío al Pueblo y Playa de Vega.

Acantilados de Ribadesella

Los grandes colosos cálcicos que protegen el Concejo de Ribadesella. El trozo de costa que se extiende desde la Villa de Ribadesella hasta la frontera natural con el Concejo de Llanes, es una sucesión de imponentes acantilados. Multitud de formaciones diferentes conforman esta línea de riscos escarpados que se elevan desde el mar hasta alcanzar los casi 50 metros en alguno de sus puntos más altos.

Con nombres tan peculiares como Acantilados del Infiernu, Palu Verde, Tomasón y Castru Arenes, pasear al lado de estos farallones produce una sensación de vértigo pero a su vez maravilla por el escenario sobrecogedor que ofrecen. Caminar por estos precipicios acompañados por el ruido, a veces ensordecedor, del rugido del Cantábrico y de las aves marinas que sobrevuelan el entorno no puede dejarnos indiferentes.

Y para los que puedan disfrutar de la vista desde el mar, el escenario es aún más maravilloso. Detrás de la línea escarpada aparece el Paisaje del Paraíso Natural en todas sus manifestaciones. Llegando incluso a apreciarse la silueta de los Picos de Europa desde una distancia más amplia.

Acceso. Carretera local AS-263. Dependiendo del trozo que queramos visitar o recorrer se puede entrar desde diferentes puntos. Collera, Toriellu, Camangu o Cuerres.

La Cuevona de Cueves

¿Te imaginas un pueblo al que sólo se accede a través de una Cueva?. Existe y está en Ribadesella, se llama Cueves. Y a su cueva se la conoce como “La Cuevona de Cueves”

Se trata de una gruta natural de casi 300 metros de longitud con todas las formaciones propias de una Cueva. Estalagtitas, estalagmitas, coladas, columna, aparecen en su espacio como figuras estáticas y nos regalan un momento mágico. Un momento para imaginar.

La Cueva fue formada hace millones de años por el arroyo que discurre por uno de sus laterales.  La Cueva sirve para el tránsito tanto de personas como de coches. El efecto de las luces que la iluminan contribuye a crear un espacio misterioso de luces y sombras agazapadas entre sus recovecos.

Recorrer este lugar fascinante, sin duda, te deja literalmente boquiabierto.

Situación. En la parte occidental del Concejo de Ribadesella. Carretera local RS-3.

La Ermita de Guía

Dominando el Monte Corberu se encuentra la Ermita blanca de la Virgen de Guía, patrona de los marineros riosellanos.

Elegimos este lugar por su enclave privilegiado. Las panorámicas que ofrece son privilegiadas. El Cantábrico, los pedrales de la costa riosellana, la Villa de Ribadesella y su Playa de Santa Marina a nuestros pies. Al fondo y hacia el sur el perfil de las sierras del Concejo con el Pico Mofrechu dominante. Al este los acantilados que van hasta la cercana Punta de Borines y al Oeste la Sierra del Sueve con el Pienzu destacando. Todo ellos salpicado por los distintos tonos de verdes y azules que definen el Paisaje Asturiano.

Resumiendo, “un lujo para todos los sentidos”.

Accesos desde Ribadesella. Final de El Paseo de la Grúa y después subir la escalera de piedra para salvar los 70 metros de desnivel. O bien a través del Camino a la Guía desde la Plaza del Mercado. Más larga pero más cómoda que el anterior.